Transitar las grandes alturas es una experiencia fascinante, que transforma la vida de las personas. Es un profundo encuentro consigo mismo, y con los otros; pero supone un abordaje serio y responsable, honesto y respetuoso. Nuestra tarea consistirá entonces en acompañar este proceso de permanente resolución de problemas, facilitando y moderando los caminos hacia la cumbre, o en cada tramo de una travesía, con una logística precisa sustentada en ajustados criterios de seguridad.

En este sentido, creemos que la gestión del guía será determinante en la administración de garantías de éxito y seguridad. Constituye el eslabón más importante en el encadenamiento de nuestros servicios, porque es quien acompañará al grupo todo el tiempo. Todos nuestros guías son bien versados, responsables, empáticos, honestos, técnicamente competentes y formados culturalmente, todas competencias esenciales para ejercer el oficio profesionalmente.

PUNA DE ATACAMA

BOLIVIA

CORDÓN DEL PLATA